Compartí este post

Compartimos la nota de Página 12 sobre los incendios ocurridos en la localidad de Cafayate:

“El incendio en la turística Cafayate dejó una huella que fue capturada por satélites el pasado miércoles. La Comisión Nacional de Actividades Espaciales informó a este medio que la superficie de bosque nativo devorado por las llamas entre el 27 y 28 de octubre, habría alcanzado las 410 hectáreas. Una estimación más certera quedó atada a nuevas capturas satelitales. El organismo explicó que el área pudo ser mayor, simplemente porque la presencia de algunas nubes dificultó las mediciones.

Imagen del Sentinel-2, en su paso por Cafayate el 1 de noviembre a las 11.40. (Fuente: Gentileza CONAE)
Imagen del Sentinel-2, en su paso por Cafayate el 1 de noviembre a las 11.40.. Imagen: Gentileza CONAE

El 1 de noviembre sesionó el Concejo Deliberante cafayateño. Decidieron por unanimidad prohibir por un plazo de dos años nuevos usos del suelo para cualquier destino: urbanizaciones, obra pública de infraestructura, caminos, servidumbres, picadas y otras. Tal medida quedó condicionada a la readecuación en curso del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN) para la provincia. El Concejo cafayateño reclamó que en ese nuevo “proceso normativo de categorización en los bosques nativos” se contemplen “los requerimientos socio ambientales” de los Valles Calchaquíes. Pretende la conservación de la flora y fauna de la región para las futuras generaciones.

Dos días antes del incendio, ediles de Cafayate participaron del Taller Participativo del Consejo Asesor del Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos organizado por el Ministerio de la Producción y Desarrollo Sustentable de Salta. En esa instancia, celebrada en la ciudad de Salta el 25 de octubre, propusieron un cambio de escala para establecer las categorizaciones que reglamentarán a futuro los distintos usos del suelo y las áreas a proteger. Por ese motivo, firmaron un acta acuerdo con la provincia para que en un plazo de dos años se analice en detalle la diversidad de la flora autóctona vallista. El futuro consenso abarcará usos comunitarios, también productivos, y áreas intocables o de preservación. 

El bosque vallisto en el futuro OTBN

Las áreas de bosque nativo van a ser incluídas dentro del Ordenamiento Territorial a pedido de participantes de Cafayate“, aseguró a Salta/12 el secretario de Ambiente de la provincia, Alejandro Aldazábal. El funcionario explicó que las y los ediles de aquella localidad solicitaron la categorización rigurosa de su bosque, para discriminar con precisión las áreas que estarán prohibidas para todo uso (que en el mapa aparecen en rojo) de las que estarán sujetas a planes de manejo ambiental previa autorización (amarillo). No contemplan áreas sin reglamentar o en verde.

El problema es que la escala 1 en 250.000 no es la adecuada“, dijo el funcionario de Ambiente, en alusión a la escala cartográfica que permite representar el espacio y, en consecuencia, categorizar el futuro uso y conservación de la fitogeografía vallista. “En el caso de los desarrollos y urbanizaciones, lo que se esta pidiendo son planes de manejo“, precisó. “Queremos evitar que se saquen más especies arbóreas, como los algarrobos. Prestan un servicio importante al ambiente”, agregó. “Hay una visión distinta ahora: se considera un capital la vegetación arbórea y se busca protegerlos. Queremos tener esa previsión para preservar todas las áreas con bosque”.

Cafayate integra la provincia fitogeográfica del monte, un espacio de flora y fauna nativa que se extiende en Salta a lo largo de los Valles Calchaquíes, y en Jujuy por la Quebrada de Humahuaca. Se caracteriza por la presencia de matorrales, una estepa arbustiva adaptada específicamente a entornos predominantemente secos. Es una constante la presencia de arbustos “siempre verdes” o jarillas, y especies leguminosas en forma de árboles o arbustos espinosos, entre ellas, el algarrobo en sus distintas variantes. Buena parte de esa flora nativa, específica de los Valles Calchaquíes, fue devorada por las llamas el 27 y 28 de octubre último.

El origen del fuego

Composición imagen Sentinel-2 del 1 de noviembre. Focos de calor detectados por SUOMI VIIRS C2, MODIS C6, y J1 VIIRS entre el 26 de octubre y 2 de noviembre (Elaboración: Analía Brizuela)

Objetivamente, la huella del último incendio en Cafayate en la imagen satelital reforzaría la hipótesis que sostiene que los focos originarios del voraz incendio no se encendieron, como se afirmaba, dentro de las 180 hectáreas donde funciona actualmente una planta de generación de energía con paneles solares. Sin embargo, el Comité de Crisis todavía no dio a conocer un un parte oficial que brinde mayores precisiones. Este Comité fue creado por la Secretaría de Seguridad de Salta, y participan Defensa Civil, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Bomberos Voluntarios de Cafayate, la intendencia cafayateña, y la Policía de la Provincia.

Por el momento, concluyeron las acciones y las intervenciones en la zona del reciente incendio. Elgobierno de Salta informó el miércoles último que “se pudo detener y contener el incendio en todos sus puntos calientes y focos secundarios, quedando una guardia de cenizas por parte de los bomberos voluntarios de Cafayate”.

Fuente Analía Brizuela, Salta 12 / Página 12: https://www.pagina12.com.ar/612834-el-incendio-en-cafayate-consumio-mas-de-400-hectareas

2